martes, 22 de mayo de 2007

Coca-Cola


También se apunta al carro de rescatar el 'espíritu de los 80' la nueva promoción de Coca-Cola.
Más New Wave, esta vez de la mano de Simple Minds. La banda escocesa que formó parte de los etiquetados con el nombre de nuevos románticos.
Esta canción, Don't You Forget About Me, es su mayor éxito, pero no fue compuesta por ellos, sino que es obra de Keith Forsey, ganador de un Oscar por Flashdance... What a Feeling (compartido con Giorgio Moroder y Irene Cara) y nominado en otra ocasión por Shakedown (de Superdetective en Hollywood II).
Apareció en 1985 en la banda sonora de Breakfast Club y había sido ofrecida a Bryan Ferry y a Billy Idol, antes que a Simple Minds.

2 comentarios:

El abuelo fué picaor. dijo...

Bueno... además de todo eso. Los de la "chispa de la vida", evidentemente, no cuentan con parte de los que vivimos esa etapa. Los que, nunca llegaremos a sentirnos felices por beber una Coca Cola, porque seguimos pensando que las cosas siguen sin funcionar. Que buena parte de los integrantes de esa "maravillosa" generación, se han vendido. Que la nostalgia les ha vencido. Y me jode que nadie recuerde a gente, como mi amigo Pachi, muerto por una sobredosis... derrotado por aquel maravilloso entorno.

El abuelo fue picaor dijo...

me olvidé... además esa puñetera canción, me recuerda a los "modernos" de la época, pavoneándose con sus ropas "compradas en Barna" y alagando la última actuación de los Simple Minds españoles: Danza Invisible que fueron a ver, evidentemente en Barna. Me siguen dando asquito, porque casi 30 años después... los sigo viendo en cada esquina.